martes, 1 de diciembre de 2015

Medalla de Montejurra

Medalla de cobre en forma de cruz, 38 por 38 mm. En tres de los cuatro brazos del anverso se reparte el lema “DIOS, PATRIA, REY”. En el centro circularlas fechas del combate, “7.8.9. NOVIEMBRE 1873”, orlado por la leyenda “PATROCINIODE LA SMA. VIRGEN”. En los ángulos de los brazos, cuatro flores de lis. El reverso es liso. Sobre la cruz, una corona real rematada por una anilla en forma de ramo de laurel que pende de una cinta roja. Posiblemente la medalla se acuñó en Austria y parecen existir ejemplares en plata.
El modelo se describe con precisión en el Real Decreto promulgado en el Cuartel Real de Estella el 9 de noviembre de1873, en el que asimismo se establece que “tendrán derecho a usar esta medalla los Generales, Jefes, Oficiales y clases de tropa que asistieron en cualquiera de los tres días a tan gloriosa batalla”. Según Francisco Hernado, en su obra La Campaña Carlista publicada en París en 1877, el diseño fue encargado por Don Carlos a su dibujante de campaña, Don León Abadías.


Batalla de Montejurra, con Don Carlos en el centro de la imagen. Tras él su cuñada María de las Nieves y su hermano Alfonso.
Después de comentar las dos medallas conmemorativas de la contienda en Cataluña, nos trasladamos a las operaciones del Norte. Carlos VII penetra en Navarra por Zugarramurdi el 16 de julio de1873 y aglutina el progresivo levantamiento de numerosos voluntarios para su causa ya en meses anteriores. El dominio carlista en el país vasco-navarro se extiende rápidamente, destacando al inicio la toma de Estella, el 24 de agosto, que se convertirá de facto en la capital de los territorios ocupados, aunque una corte itinerante también se asentará posteriormente con carácter temporal en Durango y Tolosa, y al mismo tiempo destacará Oñate como sede administrativa. En torno a Estella se librarán los principales combates, ante diversas tentativas de los liberales de reconquistar la villa, todos ellos saldados con victorias defensivas de los carlistas, Dicastillo y Montejurra en1873, Abárzuza en junio de 1874, con la muerte del Marqués del Duero, y Lácaren febrero de 1875, donde a punto estuvo de caer prisionero el joven y recién restaurado rey Alfonso XII. Finalmente, los liberales entran en Estella a inicios de 1876, en pleno derrumbe del frente carlista.

Montejurra, elevación a cuyas faldas se encuentra Estella, ha permanecido como monte mítico del carlismo, cuyos ya escasos partidarios siguen acudiendo a su encuentro anual en el mes de mayo, tradición desde hace unos setenta años.
58.810

No hay comentarios: