martes, 3 de junio de 2014

La línea sucesoria del Carlismo.



El epicentro sobre la línea sucesoría del carlismo, se basa en la Ley Sálica que promulgo Felipe V para la sucesión de la corona, donde solamente pueden acceder varones, y las mujeres en el caso de no haber herederos varones en la línea principal (hijos) o lateral (hermanos y sobrinos).

Fernando VII de Borbón, después de varios matrimonios, y ya mayor y enfermo pudo tener descendencia, que fue Isabel II, pero poco antes de morir, aprobó la Pragmática Sanción, en la cual, si que dejaba que las mujeres pudiesen reinar en España. Por lo que su hermano Carlos María Isidro de Borbón quedaba fuera de la linea de sucesión. Entre tanto con el rey enfermo se presiono para que no fuese aprobada, pero al final se aprobó.
Otro de los argumentos aportados es que no tenia legitimidad la Pragmática Sanción de 1798 de Carlos IV, ya que al no ser promulgada no había entrado en vigor.
Todo esto, mas una serie de componentes políticos desemboco en las Guerras Carlistas.

A continuación se detallan las diferentes líneas sucesorias del carlismo.

Línea directa (1833-1836)

Alfonso Carlos I no tuvo descendencia, y es en este punto donde los carlistas se dividieron en varias ramas, que se explican a continuación.


Nombre
Nombre dinástico
Años
Carlos María Isidro de Borbón
Carlos V
1833-1845
Carlos Luis de Borbón y Braganza
Carlos VI
1845-1860
Juan de Borbón y Braganza
Juan III
1860-1868
Carlos  María de Borbón y Austria-Este
Carlos VII
1868-1909
Jaime de Borbón y Borbón-Parma
Jaime III
1909-1931
Alfonso Carlos de Borbón y Austria-Este
Alfonso Carlos I
1931-1936


Linea carlista Habsburgo-Borbón, llamados carloctavistas
(desde 1936)

Esta línea sucesoria se basa en que a no tener el hijo de Carlos VII, Jaime III descendencia masculina, pero en cambio, si la tuvo su hermana Blanca de Borbón casada con Carlos Salvador de Habsburgo, es entonces cuando se proclama su hijo Carlos Pío pretendiente carlista a la corona.

Nombre
Nombre dinástico
Años
Carlos Pío de Habsburgo y Borbón
Carlos VIII
1936-1953
Antonio de Habsburgo y Borbón
Carlos IX
1953-1961
Francisco José de Habsburgo y Borbón
Francisco José I
1961-1975
Domingo de Habsburgo
Domingo I
desde 1975



Linea carlista de los Borbón-Parma (desde 1952)

Esta rama de sucesión se basa que el propio Alfonso Carlos I, nombro a su sobrino Francisco Javier de Borbón-Parma y Braganza como regente, pero no fue hasta 1952 hasta que se proclamo como tal. En esta linea también existía una subrama de los sixtinos, en favor de Sixto Enrique más de Carlos Hugo por sus posiciones políticas, pero con la muerte de Carlos Hugo, sigue la linea sucesoria en Sixto Enrique.


Nombre
Nombre dinástico
Años
Francisco Javier de Borbón-Parma y Braganza
Javier I
1952-1975
Carlos Hugo de Borbón-Parma y Bourbon-Busset
Carlos Hugo I
1975-2010
Sixto Enrique de Borbón-Parma y Bourbon-Busset
Sixto
desde 1910


Linea carlista de Francisco de Asís de Borbón (desde 1936)

Esta rama sucesoria de la corona de España, que es la que esta vigente en la actualidad, tiene su origen en el hermano de Fernando VII, Francisco de Paula, el cual si que tuvo descendencia masculina, Francisco de Asís, el cual contrajo matrimonio con Isabel II, y fruto del matrimonio tuvieron al hijo varón Alfonso XII, y sigue la linea sucesoria hasta el futuro rey de España Felipe VI.

Nombre
Nombre dinástico
Años
Alfonso de Borbón
Alfonso XIII
1936-1941
Juan de Borbón y Battenberg
Juan IV
1941-1977
Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias
Juan Carlos I
1977-2014
Felipe de Borbón y Grecia
Felipe VI
desde 2014



Linea carlista de Jaime de Borbón (desde 1941)

Jaime de Borbón, hijo de Alfonso XIII, renunció a la corona por ser sordomudo en 1933, pero se consideró pretendiente carlista al morir Alfonso XIII en 1941 como Jaime IV. No aceptaron que su Juan Carlos I como heredero, sino al hijo de Jaime IV, Alfonso XIII.

Nombre
Nombre dinástico
Años
Jaime de Borbón y Battenberg
Jaime IV
1941-1975
Alfonso de Borbón y Dampierre
Alfonso XIV
1975-1989
Luis Alfonso de Borbón
Luis II
desde 1989

50,935

1 comentario:

Zuau dijo...

Aportamos desde la consulta realizada en la página de facebook de Alfonso Carlos las siguientes matizaciones al respecto.

En primer lugar, el Auto Acordado de 1713 no es «la Ley Sálica». Éste es un término jurídica e históricamente erróneo incluso en Francia e inaplicable en España.

Su explicación de cuándo pueden reinar mujeres no es correcta, y además se contradice entre el primer y el segundo párrafo. En la sucesión al trono de las Españas, si se agotan todos los sucesores agnados hábiles descendientes de Felipe V, sucede la hembra más próxima al último reinante, y a partir de ella una nueva línea de varonía.

El Auto Acordado de 1713 es una ley de Cortes, y una pragmática no puede anularlo o modificarlo. La pragmática inválida de Fernando VII a la que se refiere no fue nunca «aprobada», porque una pragmática es una norma que el Rey promulga por sí solo, sin el concurso de Cortes o consejos. Basta con que la firme.

Don Alfonso Carlos no fue "I". Su ordinal fue en todo caso el de Alfonso XII (el verdadero).

El Carlismo no se dividió a la muerte de Don Alfonso Carlos. Éste dejó instituida una Regencia en la persona de su sobrino Don Francisco Javier de Borbón Parma y Braganza. Ponerse contra la regencia significaba ponerse fuera del Carlismo. Y lo hicieron muy pocos.

En la línea «octavista», no hay línea en realidad. Sólo el Archiduque Carlos Pío, instrumento del franquismo y financiado por FET y de las JONS, tuvo algunos seguidores.

Los que en su entrada figuran a continuación de Carlos Pío, Antonio y Francisco José, eran sus hermanos mayores. ¿Se imagina una sucesión al revés, o reversible? Pues no.

Dominic, alias Domingo, es un ciudadano estadounidense sin ningún interés por continuar la farsa «octavista», y sin derecho a ninguna sucesión o título.

En la rama legítima, que deja por lo mismo de ser Parma para quedarse sólo en Borbón, la regencia de Don Sixto Enrique sucede directamente al reinado de su padre Don Javier I. Carlos Hugo incluyó en causas de ilegitimidad y exclusión antes de la muerte de su padre.

Los sucesores de la usurpadora Isabel (II) y de Enrique Puig-Moltó (no prosperó ninguno de los embarazos que Isabel hubo de su primo Francisco de Asís) no tienen ningún derecho, nunca lo han tenido, y ningún carlista tomó en serio sus pretensiones. Hubo un breve fingimiento en los primeros tiempos de Juan, el autodenominado «Conde de Barcelona», y una aún más breve ocurrencia de su sobrino Jaime, el sordomudo. Pero los descendientes de ambos no volvieron a intentarlo.

El propio Rey Don Alfonso Carlos declaró solemnemente excluidos a todos los descendientes de Isabel (II), y expulsó de la Comunión Tradicionalista a quienes promovían a los hijos de Doña Blanca como sucesores suyos.

Esperamos haberle servido de ayuda.